Trucos para sacarle el máximo partido al loncheado ibérico

Trucos para sacarle el máximo partido al loncheado ibérico

embutidos ibericos loncheados

El loncheado ibérico de Torreón es el producto de nuestro catálogo más fácil de disfrutar en familia, con amigos o incluso en pareja viendo una serie de Netflix. Nos va a sacar de más de un aprieto en una comida o en un aperitivo con la gente que más te importa y también puede ser un regalo genial para tu madre o tu suegra.

Como sabemos que no se conforman con un sobre de jamón te dejamos aquí el enlace de lo que hemos preparado para ellas: descuentos hasta del 20% en los packs de 5, 10 y 20 sobres del jamón finalista en la categoría de Mejor Jamón de Bellota en 2018. Estos descuentos en los packs están disponibles en todos los loncheados.

Y aquí va todo lo que puedes y no puedes hacer con este tipo de producto envasado al vacío:

1. Conservación

Los artesanos de Torreón insisten que, para degustar el producto como si acabara de salir de la bodega, es necesario que nada más llegue tu pedido seguir estas recomendaciones:

  1. Si se va a consumir en los próximos 5 días, el embutido o jamón se deberá colocar en el lugar más fresco y seco de la casa. Un armario que no le dé la luz directa será perfecto.
  2. Si se va a consumir habiendo pasado los 5 días, recomendamos colocar el producto en la nevera. La temperatura ideal que recomendamos es entre 2 y 8 ºC.

    Lo fundamental para que este producto mantenga las propiedades es su buena conservación.

    2. Del sobre al plato

    El momento por el cual compraste este loncheado ibérico ha llegado. Lo más importante aquí es la temperatura del jamón o el embutido ibérico. Ni muy caliente, ni recién sacado de la nevera. De ella dependerá el estado del loncheado y por lo tanto, su corte, color, textura y sabor. 

    Para el correcto consumo del producto necesitamos elevar su temperatura a unos 20 o 25ºC y esto solo lo conseguiremos de forma natural.

    ¿Cómo conseguimos que la temperatura sea la adecuada? Muy simple, cuando sacamos el sobre de loncheado del frigorífico lo único que tenemos que hacer es ponerlo en el fregadero y aplicar agua tibia sobre él durante 2 o 3 minutos.

    Desayuno con jamon iberico
    Esto va a permitir:
    1. Que las lonchas se despeguen mejor a la hora de emplatar.
    2. Que las lonchas adquieran la jugosidad propia de un producto recién cortado.
    3. Que el aroma que desprenda sea el propio de un producto Torreón.

    Por último se abre el envase y emplatamos loncha a loncha. Lo ideal sería dejar en el plato reposando 5 minutos, pero sabemos de buena tinta que esa espera puede hacerse muy larga, así que con 2 minutos sería suficiente para que puedas degustar el producto como se merece.

    Teniendo en cuenta estos fáciles consejos podrás disfrutar de desayunos en casa como el de la foto. Ya sabemos que entre semana es difícil poder disfrutar de estos pequeños lujos pero, ¿quién no tiene tiempo los sábados y los domingos para abrir un sobre de loncheado y hacerse una tostada como ésta y empezar el día de la mejor manera posible?

    3. Cosas que no debes hacer

    Por si acaso, aunque sabemos que no lo ibas a hacer así, te decimos como no hay que hacerlo:

    1. No congelar el loncheado ya que podría perder su sabor y aroma característicos.
    2. Abrirlo sin haberlo puesto debajo del agua. Las lonchas serán más difíciles de despegar y no se podrá disfrutar de las cualidades del producto al 100%.
    3. No utilizar agua muy caliente. El agua debe estar templada si no el producto puede llegar a cocerse.

    Dejar un comentario